"El Portón" en el CCZAS


El Portón es un lugar en el mundo.
Y a la vez, un mundo aparte.
Ahí adentro la vida tiene otro ritmo.
Un galpón enorme donde el tiempo va dejando sus huellas. En las chapas, en el cemento y en nosotros. Los que pasamos por ahí.
No puedo hablar del Portón sin emocionarme porque es parte del universo en el que me crié. Para mí es un lugar de pertenencia. “Los del Portón” nos llaman todavía las viejas del barrio.
Recuerdo que fue una fábrica de piletas, depósito de barriles de aceite y desde hace más de veinte años, la casa de mis amigos. Punto de encuentro donde nunca falta el mate o la birra bien fría con los pibes.
Con este trabajo Mica Hernández nos lleva del registro fotográfico a la imagen digital, coqueteando con ambos géneros.
En estas fotos encontró por azar toda una serie de pequeñas situaciones de la vida cotidiana de ese espacio y supo resaltar su belleza con maestría.
Vidrios rotos con formas particulares, una botella sobre una viga del galpón, grafittis, pilas de escombros, una pirámide de lo que fuera un muro de sostén de un techo ya caído, óxido emergiendo entre la pintura, la interacción de las historias presentes con las pasadas. La belleza de lo simple. Al ver las obras de la serie “El Portón” no dejo de sorprenderme.
Ese lugar, que para otros es solo un galpón de Villa Diamante, para mí siempre fue una obra de arte.
Sebastián Pandolfelli

1 comentario:

Vero dijo...

Podria decir que al leer el relato de Seba tambien senti una emocion que no se puede describir. La misma emocion y sensaciones que me produce haber conocido ese lugar y las personas que lo transitan, donde a diario soy testigo del Amor que se manifiesta en todas sus formas, entre hermanos, entre amigos...
Vero
22.10.08