Choripán Social


CHORIPÁN SOCIAL
Editorial Wu Wei 2012

Arte de tapa para un libro peronista y antiperonista al mismo tiempo, es decir 100% argentino! Una historia de amor regada de humor. Profecía política y social casi tan delirante como la realidad. 

Dice el gran Lai en la contratapa:


Este es un libro genial, de humor único. Es como Las mil y una noches de la pobreza y el delirio. Qué otro que Pandolfelli podría comprender las contradicciones del que está abajo. Él vivió muchísimos años en Lanús: en Villa Diamante concretamente (Diamante, que No es parte de Villa Caraza, digan lo que digan. ¡Viva Perón, carajo!).
El primer peronismo, no importa cómo, funcionó. Era la lámpara de Aladino. Cada vez que aparecía un déficit, se la frotaba y aparecía el Genio con las manos llenas. Después de 1955 quedó el mito, que también es un Aladino en sí mismo. Por eso el peronismo es imborrable en el sueño popular. Así en esta novela no tiene nada de extraño que unos delirantes intenten reciclar (o directamente poner en marcha) viejas maravillas y objetos de aquel tiempo.
Cuando alguien es loco, malo y monstruo en este libro, lo es en serio. Los personajes están impecablemente diseñados (tanto los corruptos y malditos como los puros de corazón y peronistas en serio). Sebastián Pandolfelli consigue algo muy difícil en literatura: Que uno crea en la existencia de todos ellos.
Choripán Social es, para mí, una acabada muestra de realismo delirante, tal como los libros que escribió el gordo Soriano o los míos. Aún así los tres estilos no pueden ser más diferentes, ya que cada uno lo encontró por su lado.
Alberto Laiseca